FANDOM



Flecha-izquierda "Varicela" "Roger Ebert Debería Dejar la Comida Chatarra" "Casa Club" Flecha-derecha

Robert Ebert Debería Dejar la Comida Chatarra es el undécimo episodio de la segunda temporada. Es el 24to cuarto episodio de toda la serie.

Spoiler ¡Peligro de Spoiler! Este artículo tiene spoilers. Lee bajo tu propio riesgo.

SinopsisEditar

Los niños van de excursion al planetario,donde un empleado les lava el cerebro, para que quieran volver alli. Mientras tanto Cartman sólo se preocupa por ganar un casting para un anuncio de "Peditos de queso".

TramaEditar

La clase va en un viaje en autobús al planetario . Cartman es tentado por un camión de Peditos de Queso, donde unos niños estaban en una audicion para cantar la canción del anuncio de Peditos de Queso para la televisión. Todos los niños piensan que van a odiar el planetario, pero después de ver el espectáculo de estrellas, quieren volver al planetario. No sólo regresan, todos ellos comienzan a trabajar como voluntarios en el planetario. Esto resulta ser porque el director está utilizando un lavado de cerebro en ellos.

Cartman canta la canción de Peditos de Queso y luego lo seleccionan para cantar en la televisión , después de hacer trampas e intimidar a su manera a los demás concursantes. Su rendimiento es tan malo, sin embargo, logra articipar en la televisión diciendo una palabra y con un traje de Pedito de Queso ridículo.

Mientras tanto, el consejero de la escuela el Sr. Mackey , quien usa una técnica de consejero de la escuela antigua que se llama una " fusión mental ", y la enfermera de la escuela, Enfermera Gollum han aprendido del dispositivo de control mental a través de un chico que se escapó del planetario llamado Van Gelder. Ellos corren para detener al Dr. Adams, y se produce un enfrentamiento en el planetario, con Stan , Kyle , el Sr. Mackey y la enfermera Gollum contra el Dr. Adams y el Oficial Barbrady (le lavaron el cerebro y cree que es Elvis ). Los muchachos, Mackey y la Enfermera Gollum han sido capturados, atados, y a punto de ser lavados del cerebro para olvidar todo lo que encontraron a cabo.

Sin embargo, en el centro del proceso, Cartman, enojado con los otros niños por no ver su debut en el comercial, se inicia el proyector de estrellas, y él envía todo al cerebro del Dr. Adams. Con nadie para decir nada, el Dr. Adams se convierte en una cáscara sin sentido se desploma contra la pared del fondo, lo que fascina a Kyle y Stan. Cartman está eufórico porque no sólo habia aparecido en la televisión, tambien habia salvado el día. Al final, Liane sigue diciendo "Eric no te hurgues la nariz."